Caballero de pegaso

El caballero de pegaso se llama Seiya y viste una armadura que… err, creo que no es así.

click to zoom to larger image: 1998P025-01.htm.

Esta miniatura, diseñada por Alan Perry, apareció en al catálogo de Games Workshop de 1.998 dentro de la gama de Bretonianos para Warhammer Fantasy. La miniatura es de metal blanco y nos permite elegir entre armar al héroe con una lanza de caballería o una espada.

El esquema de pintado “oficial” GW es en tonos azules pero para variar un poco (mis Altos elfos tiene un esquema azul y blanco) decidí pintarlo con otros colores, algo “tipico” medieval: rojo granate  y amarillo. En mente tenía los Bretornianos de Nigel Stillman que pudimos ver en su apartado “En busca del Grial”, publicado en la White Dwarf.

P1080017P1080016P1080018

El esquema de pintado es el siguiente:

  • Piel y plumas: Marrón Snakebite Leather lavado con tinta marrón e iluminado con una mezcla del color base y blanco (50/50). La punta de las plumas tiene un detalle con blanco y necro, iluminado con gris oscuro.
  • La heráldica está pintada con Amarillo Solar (GW) y Rojo Sangre. Después he aplicado un lavado de tinta marrón muy diluida, para marcar sombras, y finalmente otro lavado de tinta roja y amarilla, según el color base. Observé que la tinta, marca Vallejo, le daba un efecto brillante que queda muy bien.
  • Interior de la barda, riendas: blanco hueso subido progresivamente hasta casi blanco puro.
  • Armadura: Capa base de mithril silver, lavado de tinta negra diluida, pinel seco de mithril silver. Detalles en dorado y cobre.
  • Peana: Césped artificial y un poco de masilla pintada con marrón cuero oscuro, iluminada con gris medio de vallejo.

Finalmente me decidí por pintar el plumaje de color marrón por dos motivos: uno era porque no queria un pegaso blanco ya que era demasiado “típico”, y dos porque con la heráldica amarilla y roja pegaba más el color marrón.

Saludos.

Rhino de la Compañía de la Muerte

 P1080037 P1080038 P1080039 P1080040P1080041La compañía de la muerte es la unidad más característica de los Ángeles Sangrientos. Para los que no lo sepan los AS tienen un “defecto” en la sangre que en determinadas situaciones, usualmente antes de la batalla, les hace tener visiones de la muerte de su primarca a manos de Horus. Dichas visiones les hacen entrar en un estado de furia berserker que les incapacita para otra cosa que no sea lanzarse contra el enemigo para machacarlo con sus manos desnudas. Es trabajo de los capellanes buscar a estos marines afectados y reunirlos en la Compañía de la Muerte. Los marines afectados por la Rabia Negra ya no tienen cura y el capitulo ha decretado que es mejor morir honorablemente en combate que sufrir otros fines más humillantes, como acabar encerrado en la torre de Amareo.

Tras la salida del personaje especial Lemartes, un capellán que iba con retrorreactores, se puso de moda equipar de igual forma a los marines de la compañía de la muerte pero anteriormente durante la 2ª edición el método de transporte para estos marines era el Rhino. No recuerdo cuando fue la primera vez que vi un Rhino pintado con los colores de la Compañía de la Muerte, pero desde ese momento quise tener uno. El hecho de no tener marines de la Compañía de la Muerte ni coleccionar AS dificultó un poco el tema pero tras unos años… resultado conseguido.

Destacar que en el modelo venían ya pegadas las agarraderas de plástico ultra-frágiles que en mi caso aguantan aún milagrosamente sin partirse. Por lo demás el pintado es sencillo salvo el aspa frontal que fue pintada con spray, tapando el vehículo con cinta de pintor. De esta forma se consigue un tono de rojo intenso, ya que con el pincel no podía por estar encima de una imprimación negra (y mira que lo intenté).

De forma breve describo el esquema de pintura. Capa base de Negro Caos y pincel seco de Gris Oscuro de Vallejo. Luego una capa de Mithril Silver a las zonas metálicas y un lavado de tinta negra a todo el vehículo. Para pintar el aspa debemos cubrir el frontal del vehículo con cinta de pintor, dejando tan sólo al descubierto la zona que queremos pintar. Hay que prestar atención en no dejar huecos ya que el spray se puede introducir por ellos. Yo lo hice en dos etapas: primero un aspa y luego otra. Pero se puede hacer todo a la vez.

Finalmente un pincel seco de Gris claro, para marcar los vértices, y pintamos los detalles (sellos de pureza, pergaminos, símbolos, etc). Los detalles no tienen misterio: Blanco Hueso, tinta marrón y luces en Blanco.

Para rematar, unas calcomanías que le darán ese “toque” retro, y ya está. Sencillo, no?

Saludos.

Razorback de los Ángeles Oscuros

P1080042P1080045P1080043P1080044  El Razorback es una evolución del TBT Rhino en la que se sacrifica parte de la capacidad de transporte para instalar un arma pesada en el vehículo. Actualmente los modelos de Razorback llevan una torreta sin artillero, que se supone está dentro del vehículo, pero en la segunda edición de WH40K el modelo llevaba un marine artillero como se puede ver en la imagen.

Este modelo lo he pintado como inicio de una pequeña fuerza de Ángeles Oscuros que espero podáis ver en breve. Le he añadido bits de la matriz de la Ravenwing para personalizarlo un poco ya que el modelo antiguo del Rhino peca de ser un poco “liso”.

El esquema es el siguiente: Capa base de Negro Caos (ya venia de serie, si no fuera así yo hubiera pintado directamente una mano de Verde Ángeles Oscuros) para luego darle un par de manos de Verde Ángeles Oscuros. Tras esto le damos un lavado (diluido) de tinta negra para sombrear y después un pincel seco de Verde Goblin. Finalmente le damos otro pincel seco, esta vez tan sólo en los bordes, de Snot Green.

Los detallles han sido pintados en colores chillones para destacar un poco (pantallas, cables, botones…).

Y no me olvido de las zonas metálicas, que han sido pintadas (como no…) con Mitrhil Silver y lavadas con tinta negra y marrón.

Saludos.

Conde Vampiro (clásico)

 P1080019P1080020Esta miniatura fue la primera que me compré “porque me gustaba”. Me explico. A mediados de los 90 yo coleccionaba Elfos Silvanos y debido a mi presupuesto tan sólo podía permitirme comprar miniaturas de ES, ya que sino no acabaría nunca el ejército, como lamentablemente acabó ocurriendo. Un buen día tras un ingreso inesperado (me encontré mil pelas por la calle) corrí a la tienda a comprármela. Todavía recuerdo las caras de mis amigos… ¿Pero tú no hacías Elfos Silvanos?.

La miniatura es obra de Gary Morley y no es nada del otro mundo, pero me gusta. En el libro de ejército de No Muertos para 4ª y 5ª edición sale un dibujo de esta miniatura. En algunos blogs he leído que esta fue la miniatura para el personaje especial Vlad Von Carstein, antes que saliera la miniatura emparejada con Isabella Von Carstein. Desconozco si esto es verdad o no, lo que sí puedo decir es que la miniatura de Morley es anterior a la de Vlad.

El esquema de pintado es un poco al estilo de Drácula de Bela Lugosi (la miniatura se presta). Antaño llevaba una capa que perdí y que he apañado (no es digno de llamarse conversión) con una capa de plástico perteneciente a la matriz de complementos de guerreros del caos.

La peana ha sido decorada con trocitos de cartón para simular el suelo de piedra de una mazmorra o de un castillo… o de Mordheim. Bwa ha ha ha (risa maléfica).

Saludos.

Aparece (de la nada) un monolito en honor de AZATOTH en Oklahoma City (verídico)

Parece una noticia de serie B pero no lo es. Es real. Los primigenios han llegado, una vez más, a la Tierra. Y eso que con la escasez de vírgenes para sacrificios lo tenían complicado.

En la ciudad de Oklahoma ha aparecido un monolito para mayor gloria de Azathot.

monument29n-3-web

Podeis leer la noticia al completo aquí (en inglés, aunque podia haber sido peor y estar escrita en aklo 😉 ).

Iä Iä Azatoth!

La senda de la condenación: recompensas para paladines del caos en 5ª edición de WFB.

Los que me conocen saben que ando bastante desconectado del día a día de GW (hace tiempo que me di de baja de su newsletter) pero a veces no puedo resistir la nostalgia y me entretengo en curiosear las novedades y/o los precedidos.

warhammer-mark-of-chaos-review.gif

Con el lanzamiento del libro de ejército de Guerreros del Caos para 7ª edición surgió una nueva regla llamada “El Ojo de los Dioses”, que básicamente era un sistema de “mejora” para nuestros paladines del caos según su comportamiento en batalla. En 5ª edición de WFB antes de la batalla el jugador del caos tiraba 2d6 y elegía el número resultante de un mazo especial de cartas. La elección de cartas era aleatoria, existiendo cartas más buenas y menos buenas (aaah, que recuerdos la carta de Gesta Eterna…) lo que le daba un poco de color a la partida. No obstante cuando leí dichas reglas las encontré mucho mejores y dinámicas para los jugadores del caos, así que me permito retocarlas un poco para incluirlas en las partidas de 5ª edición.

RealmOfChaos_1024

Regla especial: Ojo de los Dioses

Se aplica a todos los paladines del caos (paladines, héroes, comandantes y todos los niveles de hechicero). El uso de esta regla descarta el uso del mazo de Regalos del Caos que se usan al inicio de la batalla.

15610_sm-Artwork, Chaos, Copyright Games Workshop, Slaves To Darkness

Cualquier personaje del ejército de guerreros del caos debe lanzar un desafío siempre que sea posible, y jamás rechazará un desafío lanzado por un enemigo. Si el personaje del caos derrote a un enemigo en un desafío (es decir, lo elimine) deberá lanzar 2d6 y consultar la siguiente tabla:

Resultado Descripción
2 Demencia.Los dioses ofrecen a su siervo mortal una visión completa del Reino del Caos, en donde moran los poderes ruinosos. La mente humana no está preparada para tal imagen saturada de magia y horror.El paladín resulta afectado por estupidez.
3 Resistencia impía.Truenos y relámpagos caen sobre el paladín haciendo saltar millones de chispas multicolores. Tras la breve tormenta el cuerpo del paladín ha aumentado en volumen y peso, y es capaz de resistir las mayores heridas sin inmutarse.El paladín suma +1R.
4 Fuerza demoníaca.Una espesa niebla roja envuelve al paladín haciéndolo desaparecer momentáneamente. Los dioses lo transportan momentáneamente por el Reino del Caos, saturando al mortal del poder del caos. Cuando vuelve al plano mortal, su fuerza física es la de un semidiós.El paladín suma +1F.
5 Grandes cuernos.Como si de brotes se trataran, del cuerpo del paladín empiezan a surgir cuernos, espinas y otras formas óseas afiladas. Cualquiera que se acerque al paladín corre el riesgo de ser ensartado.El paladín gana +1ª.
6 Hálito del caos.Un remolino de fuego desciende de los cielos penetrando al paladín por todos sus orificios. Durante unos instantes el paladín se hincha y se retuerce. Tras soportar un dolor agónico el mortal es capaz de escupir un chorro de llamas similar al de los dragones.Una vez por turno el paladín puede efectuar un ataque de aliento de F4. Puede usarlo en la fase de disparo o en la fase de combate, pero no en ambas, Si lo usa en la fase de combate éste ataque sustituirá a los ataques “convencionales”.
7 El ojo está cerrado. Los dioses del caos desvían su atención hacia otros planos, ignorando las proezas de su paladín en estos momentos.No se aplica ningún resultado.
8 Llamas del caos.El paladín se ve envuelto en unas rugientes llamas multicolores. Las llamas rugen con fuerza pero no le queman. No ocurre así con los vientos de magia, que se ven mermados por el fuego del caos. El paladín puede evitar los efectos de un hechizo que le afecte a él si saca 5+ en 1d6. Esto no dispersa el hechizo, tan sólo evita que el paladín sufra sus efectos por lo que si está dentro de un regimiento sus compañeros sí que sufrirán los efectos del hechizo.

 

9 Mandato divino. El cuerpo del paladín se retuerce y muta creando nuevos apéndices que se marchitan y mueren al instante. Tal exposición a la esencia del caos libera las barreras de la mente mortal. Convencido de que los dioses del caos están de su parte, el paladín se reafirma en su derecho a celebrar una sangrienta matanza en honor de los poderes ruinosos.El paladín gana +1L (hasta un máximo de 10)
10 Mutación horrible.El paladín sufre extrañas mutaciones que deforman su carne dándole un aspecto siniestro que atemoriza a sus enemigos.El paladín causa miedo (si ya causaba miedo, repetir la tirada)
11 Aspecto demoníaco.Los dioses bendicen a su paladín con las facciones y los rasgos de uno de sus demonios mayores preferidos. El mortal ha iniciado su senda de la condenación para convertirse en un príncipe demonio.El paladín causa terror (si ya causaba terror, repetir la tirada)
12 Grandeza divina.Los actos de barbarie y carnicería cometidos por el paladín son del agrado de los dioses, que lo colocan entre sus siervos mortales más favorecidos, al menos por un tiempo…El paladín puede repetir cualquier chequeo de liderazgo fallido y además goza de una tirada de salvación especial de 4+.

RealmOfChaos_1024

Cualquier don otorgado permanecerá activo hasta el final de la batalla. Los resultados que se repitan en la tabla (en el caso que un paladín deba realizar múltiples tiradas a lo largo de la batalla) deberán repetirse.Es decir, no pueden salir tres resultados de Fuerza demoníaca y por tanto sumar +3F, deberá repetirse tirada.

Saludos.

Oldhammer: Campañas Warhammer I (2ª edición 1.985 -1.986)

Cualquier tiempo pasado fue mejor… sobretodo si ya pasa uno de los 30 tacos. Quiero inaugurar una serie de entradas dedicadas a las campañas de WFB que GW publicó en su día. En estas entradas recordaré el trasfondo de las mismas así como algunas miniaturas y/o personajes relacionados con ellas. No voy a ponerme ninguna medalla pues seguro que es un tema que ya se ha tratado con anterioridad en la blogosfera, pero servirá para saciar la vena nostálgica de algunos (¡entre ellos yo!).

Los inicios durante la 2ª edición.

Las primeras campañas propiamente dichas se comercializaron durante la segunda edición de Warhammer Fantasy Battles, que se publicó en 1.984. El libro básico era similar al de la 1ª edición, en lo referente a reglas, pero incluía mucho material extraído de la revista White Dwarf y de los Citadel Compendius. En las páginas centrales del reglamento se incluía un escenario introductorio al juego: “The Magnificent Sven”, que podía jugarse sin necesidad de miniaturas, pues con la caja básica (es decir, el reglamento) venían incluidas unas fichas de cartulina que hacían la función de miniaturas para jugar la partida.

Este escenario no era una campaña en sí, tan sólo una guía para introducirse en el mundo de Warhammer pero como veremos más adelante el formato (libro+fichas o tokens) se repetirá. Si analizamos el diseño del producto, estos suplementos estaban más ligados al mundo de los juegos de rol , tan de moda durante la década de los 1.980 y los 90, que a los wargames propiamente dichos.

Las primeras campañas (1.984 ~1.986).

En agosto de 1.985 salió a la venta la campaña Blood Bath at Orc’s Drift (en claro guiño a Rorke’s Drift), luego apareció en enero de 1.986 Terror of the Lichemaster (¡ojo! ¡primera aparición de Heinrich Kemmler!) y finalmente en abril de 1.986 salió Tragedy of McDeath (inspirado en Macbeth). Durante la segunda edición de Warhammer también se publicó otro suplemento llamado Blood on the Streets, pero éste no era una campaña sino tan solo un conjunto de edificios de cartón para ambientar nuestras partidas.

Rorke’s Drift (un inciso antes de entrar en materia).

(extraído de la wikipedia)

Rorke’s Drift era una estación misionerabritánica situada junto a un vado del río Buffalo, en la provincia de Natal, Sudáfrica. Los días 22 y 23 de enero de 1879, durante la Guerra Anglo-Zulú, se convirtió en un lugar célebre por la defensa que de ella hicieron sus ocupantes, frente a los ataques zulúes que siguieron a la humillante derrota británica de la Batalla de Isandhlwana (22 de enero de 1879).

En Rorke’s Drift 196 soldados británicos se enfrentaron a más de 3000 guerreros zulúes. Dado el éxito en la defensa del puesto por parte de su guarnición, frente a tan abrumadoras fuerzas, la batalla de Rorke’s Drift es considerada una de las defensas de una plaza fuerte más destacadas de la historia militar británica.

La gesta fue llevada al cine en dos ocasiones: en 1.964 y en 1.979. La versión de 1.964 es quizás la más famosa, con un jovencísimo Michael Caine haciendo de Teniente Gonville Bromhead.

Blood bath at Orc’s Drift.

https://elkanijorebelde.files.wordpress.com/2013/06/befee-orcsdrift.jpg

La primera campaña publicada durante la segunda edición de WFB fue escrita conjuntamente por Gary Chalk (que también figura en los créditos con los dibujantes), Joe Dever e Ian Page, con dibujos de Tony Ackland, Dave Andrews y John Blanche.

La campaña trata sobre una guerras que sucedieron al noroeste del Viejo Mundo, más allá de las tierras de los Elfos Oscuros pero antes de llegar a los Desiertos del Caos*. En ellas una coalición de hombres, elfos y enanos liderada por el guerrero medio-elfo Laeron se enfrentó a la horda del Rey F’yar (un orco aunque por el nombre no lo diría nadie) y lo derrotó. Tras esta victoria la coalición se mantuvo unida creando la Gran Liga de Ramalia, una unión de ciudades estado y pequeños reino, y por un período de cinco años reinó la paz.

Durante todo ese tiempo el derrotado rey F’yar se refugió en las montañas con tan sólo la compañía de su tribu, pues los demás pielesverdes lo despreciaban por su derrota. Alli permaneció aguardando el momento oportuno para vengarse del rey Laeron y la recién creada Liga de Ramalia…

La campaña consta de 4 escenarios:

Kachas Pass: Un destacamento de elfos silvanos guarda el paso de Kachas. Dichos elfos tienen capturado un espía semiorco que posee información relevante sobre los movimientos del ejército del derrotado rey F’yar. Los elfos deben defenderse del ataque de unos despiadados orcos que han recibido órdenes de liberar (o silenciar para siempre) al espía semiorco.

Ashak Rise: Un pequeño grupo de enanos, renegados de la Liga de Ramalia, puebla este lugar realizando tareas de prospección y minería (como todo buen enano). Lamentablemente se encuentran en mitad del camino de una pequeña fuerza de orcos y huargos que planea unirse al ejército principal del rey F’yar. Los enanos lo tienen crudo para sobrevivir pero venderán caras sus vidas.

Linden Way: Linden Way es un pequeño asentamiento fronterizo con un humilde enclave comercial. El asentamiento creció alrededor de una torre de vigilancia que contenía una guarnición de soldados profesionales. Dichos soldados han sido llamados hacia el sur para enfrentarse al cuerpo principal del ejército del rey F’yar y ahora su guardia la ocupa un retén de milicianos, que deberán ganar todo el tiempo posible (es decir, retrasar el paso de los orcos) para permitir la evacuación de los civiles de Linden Way.

Orc’s Drift: La batalla final. Una versión fantástica de la batalla de Rorke’s Drift (ver inciso más arriba).

Comentarios

Bloodbath at Orc’s Drift es una campaña sencilla y sin grandes pretensiones, pero eso no es necesariamente malo. De hecho creo que es el producto perfecto para iniciar a alguien en el mundo de los wargames, o simplemente jugar una partida entretenida con un puñado de miniaturas. Antes de proseguir quiero aclarar que yo no he jugado esta campaña, pero sí que la he leído de cabo a rabo, y me ha gustado mucho.

No puedo evitar que me recuerde a los antiguos módulos de MERP, los publicados por la editorial Joc Internacional, con aquella maquetación a doble columna y en blanco y negro, pocas fotos y mucho texto… Ah, que días tan felices.

Bueno me estoy desviando del tema. La campaña también tiene un halo de “do it yourself” ya que a parte de unos mapas dibujados a mano, no da unas indicaciones claras sobre cómo desplegar las tropas, por ejemplo. Es decir, podemos encontrar notas como la siguiente: “los enanos despliegan cerca de la granja, mientras que los orcos entran por el lado norte del tablero en su primer turno”. Esas vagas indicaciones se dicen de esa manera porque en teoría se necesitaba la figura de un director de juego o DJ (el master de toda la vida) para dirigir la partida. Así que no es raro que ante una situación de conflicto, ya sea con las reglas u otra cuestión, fuera este personaje el que decidiera.

Eso me hace pensar en que probablemente el escenario/campaña estuviera más pensado para pasar un buen rato que en establecer una competición entre dos jugadores. Los escenarios no estaban equilibrados en muchas ocasiones, como por ejemplo el escenario 2: Ashak Rise. En este escenario ya en el mismo manual nos dicen que los enanos lo tienen crudo para sobrevivir, pero para mí ese es el encanto de la partida.

Para acabar os escribo una cita de Tuomas Pirinen:

“Las tácticas que se emplean en las grandes batallas han sido aprendidas en mil y una escaramuzas fronterizas”

En la próxima entrada veremos aparecer a… ¡Heinrich Kemmler!. Un clásico de Warhammer.

Saludos.

* Nota de EKRBD: con el mapa “actual” de Warhammer la ubicación de esta campaña no tendría sentido pues entre las tierras de los Elfos Oscuros y los Desiertos del Caos no hay asentamientos humanos, al menos no del tipo que se plantean aquí. En la actualidad creo que una buena ubicación para esta campaña serían los Reinos Fronterizos, al sur del Imperio.