Acuerdo entre caballeros (antes de la batalla).

A todos nos sienta mal quedar para hechar una partida con algún colega y que éste se presente con algún truco “artero” en su lista de ejército. Un truco artero es por ejemplo incluir aliados hobgoblins en un ejército de pielesverdes (para ignorar animosidad), o jugar con 3 personajes especiales. Vale, admito que si esto se habla antes no hay problema, pero tener que negociar las condiciones de una partida de warhammer como si de un contrato de compra-venta se tratase… pierde encanto.

Por eso un día decidimos establecer unos parámetros básicos para las batallas. Por así decirlo, unas condiciones en cuanto a la organización de ejercito para no “encontrar sorpresas”. Más o menos eran las siguientes:

(Pensadas para la 5ª edición de Warhammer).

Batalla de torneo: la más “restrictiva” y que sobretodo usábamos para entrenar para un campeonato o similar.

Condiciones:

  1. No se permiten personajes especiales.
  2. No se permiten aliados.
  3. No se permiten objetos mágicos que cuesten más de 50 puntos.
  4. El nivel máximo de los hechiceros es 3. Ningún objeto y/o habilidad podrá hacer subir el nivel de un hechicero por encima de 3.
  5. Opcional: regla del veto.
  6. No se permiten monstruos sin jinete.

Batalla normal: una partida “estándard” por así llamarla.

Condiciones:

  1. Se permite un máximo de un personaje especial.
  2. Sólo se permite un monstruo sin jinete por ejército.
  3. Opcional: regla del veto.
  4. Se permiten aliados con las siguientes condiciones:
  • Que se permita la alianza según el apartado “aliados” de la lista de ejército.
  • Sólo se puede incluir una máquina de guerra por cada unidad de tropas aliada.
  • No se permiten personajes especiales.
  • Los aliados no pueden incluir monstruos sin jinete.

Batalla de dobles: una partida de 2 contra 2.

Condiciones:

  1. Cada bando (formado por los ejércitos de 2 generales) puede incluir 2 personajes especiales, que no pueden ser los 2 del mismo ejército a menos que los dos ejércitos sean el mismo.
  2. Se permite un monstruo sin jinete por bando.
  3. Obligatorio usar la regla del veto.
  4. No se permiten aliados.
  5. Opcional: No se permiten objetos mágicos que cuesten más de 50 puntos

La regla del veto se la inventó Jervis Johnson para uno de los torneos de personal de GW (creo recordar) y consistía en que antes de la batalla los contrincantes declaraban todos los objetos mágicos que incluía su ejército, pero no quién los poseía. Entonces el adversario podia “vetar” uno o más objetos mágicos con el coste de dar a su contrincante 1 punto de batalla por objeto. Un ejemplo: mi adversario quiere vetarme dos objetos mágicos por tanto yo empiezo la partida ganando por 2pv a 0.

Con esta regla se conseguía erradicar de los campos de batalla objetos como la Corona del Poder o el Amuleto Negro, que se repetían en las listas de ejército hasta la náusea. Para batallas fuera de lo normal sí que pactábamos condiciones especiales, que normalmente eran añadidos a las condiciones de una partida ya pactada.

Saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s