¿Juego de rol o wargame?

Warhammer tiene un trasfondo muy rico en historia y personajes, gran parte debido a la longevidad del juego, y a que en los inicios la compañía apostó por personal creativo que venía del mundillo o era muy influenciada por los juegos de rol.

Muchos de los personajes especiales que aparecen (bueno aparecían) en libros de ejército/códex eran inventados por los propios diseñadores para sus ejércitos. Un ejemplo es Gazhkull Thraka, que era el general de la horda orka de Andy Chambers (1). Inicialmente Gazhkull no sería la poderosa bestia que es ahora, tan solo era un caudillo orko más, salvo que el bueno de Andy no decía “te ataco con mi caudillo orko armado con bolter y garra de combate”, sinó “Gazhkull te va a partir las piernas”. Tras unas cuantas partidas sus adversarios ya conocían a Gazhkull y eso dotaba de más trasfondo a las batallas, aparte de generar centenares de historias.

¿Quereis saber porqué el capitán Tycho de los Ángeles Sangrientos odia a los orkos?. Muchos conocerán la respuesta: “porque un cabezadisforme orko le hirió en la cara, desfigurándole horriblemente”. Correcto. ¿Pero sabeis de dónde salió esa historia?. De una partida que jugaron Andy Chambers y Jervis Jhonson (2) en la White Dwarf nº166 de la edición inglesa, publicada en octubre de 1993.

Por mi parte siempre he mezclado el rol con los wargames, ya sea creando un poco de trasfondo para mis héroes o simplemente poniéndole nombre a un triste paladín. Muchos adversarios ni sabían que los héroes con los que luchaban tenían nombre o que los objetos mágicos habían sido escogidos por el trasfondo, pero luego al crear una historia del personaje y contarla algunos se animaban también a ponerle nombre a su general.

Siempre he respetado a los jugadores que les gusta la versión más “wargamera” del juego y su general es simplemente “general enano con hacha rúnica y escudo”. Afortunadamente Warhammer tiene espacio para alojar toda clase de jugadores.

Actualmente parece ser que el trasfondo no es de mucha importancia, pero aunque me duela reconocerlo, siempre ha sido más o menos así. Ya en los tiempos de la 5ª edición de Warhammer Fantasy había jugadores que pasaban olímpicamente del trasfondo y se confeccionaban listas de ejército “culoduras”(3), y creedme cuando os digo que en la 5ª edición se podían hace barbaridades si uno quería. La preocupación actual es que esa actitud anti-trasfondo parece ser que viene desde la propia Games Workshop.

Personalmente no creo que sea totalmente cierto ya que tirar por la ventana el trasfondo del juego es rebajar warhammer a una partida de ajedrez con piezas carísimas.

No hace falta decir nada más.

(1) ¿Qué? ¿Que no sabes quien es Andy Chambers? ¡Corre a buscarlo en Google!

(2)¿Cómo? ¿Que no sabes quien es Jervis Johnson? ¡Hereje!

(3)Vocablo antiguo para powergamer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s