Comandante de la Legión Negra

(pincha en la foto para ver más grande)

Guardo especial cariño a este comandante de la Legión Negra en armadura de exterminador, fue una de mis primeras conversiones y la verdad es que siempre he estado satisfecho de su resultado. La miniatura base es la de Abaddon a la que se le ha sustituido un brazo por un puño de combate de un exterminador del caos de metal (para que parezca una cuchilla relámpago) y se le ha intercambiado la cabeza por la de un antiguo paladín de los desangradores de Khorne. Destacar que la miniatura tiene esculpido un piercing en la lengua, ¡algo que no observé hasta el momento de pintarla!.

Yo lo llamo el Señor del Tormento Infinito y a lo largo de la historia ha tenido muchos nombres, casi tantos como en batallas ha jugado, pero el título lo ha conservado desde el inicio.

A continuación os describo un poco de trasfondo:

El señor de la guerra Wulfila, más conocido como Señor del Tormento o Supremo Torturador, es un paladín del caos que ha jurado aniquilar a los siervos del falso emperador… un juramentro que se remonta a los tiempos de la herejía de Horus. Como sargento de los Lobos Lunares se destacó en numerosas acciones de combate, siendo recompensado con varias distinciones y cuando la legión cambió su nombre al de los Hijos de Horus Wulfila ya ostentaba el rango de capitán.

Destacado en el navío “Furia Imperecedera” ansiaba hallar más mundos para conquistar en nombre del Emperador, motivo por el cual era regularmente reprendido por sus superiores ya que estos entendían la necesidad de consolidar sus conquistas y rearmarse antes de partir hacia otro mundo. Wulfila tenía un carácter que rozaba el fanatismo y no entendía porqué sus superiores injustamente le sancionaban, ya que él tan sólo reclamaba lo que era propiedad del Emperador.

Y fue en un viaje hacia una cruzada donde los dioses del caos empezaron a susurrar promesas de poder a los oídos del marine espacial. Los diarios de a bordo no especifican mucho, pero basta decir que cuando el navío salió de la disformidad ya era dirigido por Wulfila y sus leales. Todos los demás fueron ejecutados y arrojados al vacío.

Luchó en todas las batallas en las que tomaron parte los Hijos de Horus, y su salvajismo y adoración a los dioses oscuros fue aumentando. Cuando desembarcó al mando de una partida de guerra en Terra ya no era el proporcionado marine espacial de antes, ahora tan solo vivía para la muerte y la destrucción en honor de Horus.

Tras la derrota del traidor bautizó a su navío como el “Tormento Infinito” y se retiró al Ojo del Terror. Desde entonces todas las acciones en las que se ha visto involucrado el Torment Infinito han acabado en un brutal combate a corto alcance, y en los archivos imperiales consta como destruido no menos de tres veces. Aún así se desconoce por cual impío pacto con los dioses oscuros el Tormento Infinito vuelve a surcar las estrellas para conquistar la galaxia…

Próximamente la Guardia del Torturador, los escoltas de Wulfila.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s